NBA: Las Finales de ensueño.

POR RICARDO OTERO / @oteromac

Primero haré una confesión: soy fan de los Lakers desde la infancia. No lo digo en un afán de justificar una eventual pérdida de objetividad, que no es la idea, sino de identificarme legítimamente como un aficionado al basquetbol que se sintió profundamente humillado en el sexto juego de las Finales de la NBA de hace dos años.

Los Lakers y los Celtics son los máximos ganadores en la historia de la Liga, con 15 y 17 títulos respectivamente, y entre ellos dos suman más coronas que el resto de los equipos juntos.

Sin embargo, en esta rivalidad, la más grande de la NBA, el balance es muy disparejo, ya que se enfrentarán por duodécima ocasión en las Finales, con 9 victorias previas para Boston y sólo dos para Los Ángeles. La última en particular, y de ahí la confesión del primer párrafo: en 2008, Boston se impuso en 6 juegos, y el último fue con una paliza de escándalo de 131-92 en el TD Garden en medio de una lluvia de encestes de Ray Allen y Paul Pierce.

El panorama luce diferente este año si notamos que esta vez los Lakers tienen la ventaja de abrir en casa y contar con 4 de los 7 juegos posibles en la duela del Staples Center, a diferencia del último encuentro cuando Boston tenía este factor a su favor.

Además, Kobe Bryant ha anotado 30 o más puntos en 10 de los últimos 11 partidos de estos Playoffs, y en el que no lo hizo sumó lo más alto en asistencias con 13. Sí, Kobe está en fuego. Además, Pau Gasol promedia 20.7 puntos y 11.1 rebotes en la postemporada.

Por el lado de los Celtics hay que poner especial atención en Paul Pierce, que pese a tener una Semifinal de Conferencia discreta ante los Cavaliers, con 13.5 puntos por partido, subió ese promedio a 24.3 ante el Magic de Orlando.

Tanto Lakers como Celtics mantienen la base de sus planteles de las Finales de hace dos años, y en el caso de Boston hay que poner especial atención en Rajon Rondo, un jugador que en 2008 era de bajo perfil y que hoy es el guardia que todo coach quisiera tener en su equipo, mientras que Los Ángeles tiene en Lamar Odom al sexto hombre que pueda marcar la diferencia.

Los Lakers en su tercera Final consecutiva buscan la venganza de una de sus derrotas más dolorosas en su historia ante los Celtics. ¿Cuál es su favorito?


(Para leer más de @oteromac, visita su blog).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s