Contratos multimillonarios que no redituaron.

Retomando el tema que tratamos hace par de días sobre el auge de los contratos multimillonarios, encontré una información interesante sobre los mayores fiascos en la historia de los contratos. A continuación, la primer parte de esta lista.

1. Larry Hudges, Cleveland Cavaliers, NBA. ($70 millones, 5 años). Firmó este contrato con la esperanza de que se convirtiera en el apoyo que LeBron James requería. Sin embargo, a mitad de la temporada sufrió una fractura en el dedo que lo alejó durante 28 partidos. Luego, dado su bajo rendimiento fue enviado a Chicago y poco después, fue negociado con NY Knicks. Nunca redituó lo que se pagó por él.

2. Stephon Marbury, Phoenix Suns, NBA. ($73 millones, 4 años). En la temporada 2002-2003 fue pieza fundamental para que Phoenix llegara a la post-temporada, razón por la cual firmó la extensión de contrato. Sólo 3 meses después, fue enviado a los NY Knicks. El carácter de MArbury provocó que tuviera serias diferencias con Isaiah Thomas, coach de los Knicks con lo que su participación disminuyó y su carrera se apagó.

3. Michael Vick, Atlanta Falcons, NFL. ($137 millones, 10 años). Este fue un caso atípico. De los 137 millones de dólares del contrato, 37 estaban asegurados tan sólo por firmar. En los primeros años del mismo, el nivel de Michael Vick no decepcionó, sin embargo, problemas extra-deportivos ocasionaron que el mariscal de campo fuera sentenciado a 23 meses de prisión, provocando la salida del equipo y por consiguiente, una demanda para resarcir daños.

4. Gilbert Arenas, Washington Wizards, NBA ($111 millones, 6 años). En su primer año de contrato, perdió la mayor parte de la temporada por lesiones. En el segundo año, su desempeño fue malo, incluso llegó a romper el récord de pérdidas de balón en un partido con 12. Finalmente, vivió el incidente con armas de fuego que lo llevó a tener una suspensión por tiempo indefinido. Sin duda, no lo que se esperaba de él.

5. Vernon Wells, Toronto Blue Jays, MLB ($126 millones, 7 años). Tras una gran temporada en el 2006, Toronto firmó a Wells con la esperanza de que se convirtiera en el jugador estrella de la franquicia. Desde entonces su desempeño ha sido bastante mediocre, bateando en sus siguientes 3 años para .265 y logrando 80 o menos carreras producidas por año. Números muy por debajo de lo que se esperaba.

6. Ben Wallace, Chicago Bulls, NBA ($60 millones, 4 años). Chicago, en su desesperación por contar con un hombre grande en el equipo, le ofrecieron a Wallace, de 32 años un contrato que no pudo rechazar. Pronto se dieron cuenta del error, cuando el nulo aporte ofensivo y las constantes lesiones hicieron que 2 años después, en el 2008, enviaran a Wallace a Cleveland, en un intercambio que incluyó a 3 jugadores.

7. Alfonso Soriano, Chicago Cubs, MLB ($136 millones, 8 años). Uno de los mayores contratos en la historia de la organización y también uno de los más grandes errores. Desde su incorporación al equipo, Soriano ha bateado para un raquítico .277 y su mejor temporada logró producir tan sólo 75 carreras. Dadas las características del contrato, la organización aun debe $84 millones por los 4 años restantes, así que Soriano no saldrá de la organización pronto, convirtiéndose en uno de los peores negocios para Chicago.

8. Daunte Culpepper, Minnesota Vikings, ($102 millones, 10 años). El debut de Dante en la organización fue notable, llevando al equipo al juego de campeonato de la NFC. Posteriormente, sus números bajaron, pero aun así logró firmar un contrato millonario y multianual. Los primeros 2 años de su contrato desquitó satisfactoriamente su salario, sin embargo, una lesión de rodilla propició que perdiera varios juegos de la temporada. Las cosas nunca volvieron a ser como eran antes y dejó de ser un estelar, hasta que en 2006, Los Vikingos lo cambiaron por una selección colegial de segunda ronda, logrando con esto recuperar al menos $6 millones de su contrato. Mala inversión sin duda.

9. Alexei Yashin, New York Islanders, NHL ($87 millones, 10 años). Mike Milbury, gerente general del equipo fue muy cuestionado al realizar la operación y poco después, cuando el desempeño de Yashin fue deficiente, Milbury fue despedido de la organización. Antes los malos resultados, el equipo y el jugador llegaron a un ridículo acuerdo en el que los Islanders le mandarán dinero a Yashin hasta el final de la temporada 2014-2015, no obstante que el jugador ya ni siquiera forma parte de la liga.

10. Bobby Bonilla, Mets de Nueva York, MLB ($26 millones, 5 años). Fue la estrella de los Padres de San Diego en la década de los 80’s y principios de los 90’s, pero al llegar a los Mets, las cosas cambiaron, su producción se vino abajo dramáticamente y tras menos de 3 años, el equipo lo sacó de sus filas. Por razones contractuales, poco después Bonilla regresó al equipo y tras unas negociaciones muy peculiares, el equipo tendrá que pagarle $1 millón de dólares (con un interés del 8% anual)… ¡¡HASTA EL 2035!!

Esta es la primer parte de esta lista. Tenemos preparados 10 casos más que publicaremos proximamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s