George Steinbrenner: El Incidente Irabu"

El día de hoy, martes 13 de julio, el más grande e influyente dueño en la historia del béisbol profesional, “The Boss” George Steinbrenner murió a tan sólo 9 días de festejar su cumpleaños. Su poder, su controversial estilo de mando y sus millonarios derroches en la agencia libre lo convirtieron en una figura emblemática dentro de las Ligas Mayores.

¿Cómo podemos definir a Steinbrenner? No existe mejor forma que citando la que es quizá, su más famosa declaración de todos los tiempos. “Winning is the most important thing in my life, after breathing, breathing first, winning next”. (Ganar es lo más importante de mi vida luego de respirar, respirar primero, ganar después)

A continuación, una anécdota que refleja la personalidad de “The Boss”

El primero de abril de 1999, los Yankees se encontraban jugando en Fort Lauderldale, el rival en turno es lo de menos. El pitcher yankee era Hideki Irabu, quien por cierto, jamás llegó a ser una gran estrella, sin embargo, cobraba como tal. En la novena entrada, tras una recta de Irabu, el bateador en turno conectó un rodado hacia primera base, sin embargo, Irabu falló al cubrir la base y el out no pudo ser concretado. El bateador llegó “safe”. Era el segundo “out” consecutivo que Irabu dejaba escapar.

Tras esta pifia, Steinbrenner perdió el control y ante los medios, llamó a Irabu “fat pussy taod”. Además, le prohibió acompañar al equipo a la gira que al día siguiente realizarían a Los Ángeles. Dos días después, George pediría una disculpa y permitiría a Hideki Irabu unirse al equipo.

“It’s unfortunate that the remark about his weight came out,” said Steinbrenner. “I knew that everybody would take that and make that the big thing … I think some unfortunate things have happened and we’ve got to make him understand that we’re with him. The Yankees need him. Underline need, big-time. We need him.” (“Es desafortunado que haya dicho tal cosa sobre su peso… Se que todos tomarán esa declaración y la convertirán en algo grande… Creo que algo desafortunado ha sucedido y tenemos que hacerle entender que estamos con él. Los Yankees lo necesitan, subrayemos “LO NECESITAN”. Nosotros lo necesitamos”)

Al finalizar la temporada de 1999, Steinbrenner mandó a Irabu a los Expos de Montreal.

Lo curioso de este anécdota radica en que la pifia de Hideki Irabu ocurrió EN UN PARTIDO DE EXHIBICIÓN, donde no había nada en juego. Aun así, el espíritu competitivo de Steinbrenner quedó de manifiesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s